No hay imposibles

Mi nombre es Miriam, tengo 25 años, yo fui una niña llena de felicidad siempre, nunca me limite ni antes, ni después de accidente automovilístico, a los 3 años me prensaron 2 carros defensa con defensa, estuve grabe mente en terapia intensiva, me mandaron a Guadalaja porque realmente ya no me contaban con mi vida, mis padres pasaron por unas preocupaciones, con la esperanza de que todo volviera a la normalidad, con la fe de Dios me recupere de un Día a otro, mi padre asombrado, los médicos, todos sintieron que realmente era un milagro… después que regrese a mi casa con mi familia, no podía sentarme, no tenía silla, mis padres no tenían los recursos económicos para darme las cosas que necesitaba, pasaron tantas cosas tristes, la persona responsable del accidente no nos apoyaba con nada, eso era una carga más para ellos, pero hacen todo lo posible, me tenia que mover en una carriola, a los 4 años, con la ayuda de un conocido de mi padre Francisco García, hicieron un movimiento para trasladarme a Vizcaíno para que me chequearan los americanos… de ahí me trasladaron a San Francisco (California), donde me donaron mi primera silla de ruedas y gracias a las terapias que me dieron allí comenzé a tener fuerzas para sentarme, moverme, ponerme de píe con aparatos… estuve 5 meces la primera vez, cuando regrese a mi casa, yo muy feliz gritándoles a mis hermanos primos, estoy de pie se los dije, con una ilusión, una felicidad tan grande….

Recuerdo que siempre tuve una infancia muy feliz, fui muy querida por la familia, no paraba en todo el día, y mis padres luchando, cada día para


que nada nos faltara, hasta que mi padre se quedo sin trabajo, nos tuvimos que mudar a un pueblo llamado San José del Cabo B.C.S. en ese tiempo yo tenia que entrar a la primaria, mis padres no tenian recursos económicos, mis hermanas mayores solamente pudieron estudiar hasta la secundaria, por la misma falta de dinero, hasta que llegamos aquí a San José, me inscribieron en la primaria y por causa de eso no pude seguir con mis terapias,… mi padre ya no podía seguir llevándome a San francisco porque era muy pesado estar mi madre Beatriz sola con mis 4 hermanos.

Cuando yo tenia 8 años mis padres se divorciaron, eso fue algo muy duro para mi, como mis hermanos, yo me hice una niña llena de odio sentía que todo era mi culpa, extrañaba ver a mis padres, mi familia unida y no podía hacer nada para regresar a esa felicidad…

Así viví, sufriendo por la separación de mis padres, la burla de algunas personas, el daño k me causaban, tengo una hermana menor que yo y me dolía verla hacer cosas que yo no podía,.. cuando llegamos a la a dolencia, eso fue una de las etapas mas difíciles, yo quería morirme, desaparecer, no quería saber nada de la vida ni de nadie, ingrese a la secundaria… mi silla de ruedas no estaba en buenas condiciones, y se me hizo una ulcera en la ponpi del lado derecho, deje de comer, medio depresión, tuve anorexia, todo a la vez, la herida llego a la profundidad del hueso del fémur de 15 cm x 15 algo grande, todo eso paso por que se infecto, por que tenia que usar pañales, todo eso fue muy complicado… deje mis estudios, estuve internada 3 meces, luego 2 meces hasta 4 meces y así pase todo un año… sufriendo, batallando, las cosas no podían ser como en un principio, a causa de tantos antibióticos perdí mi audición poco, a poco, para eso yo tenia ya 15 años…

Pero sabia que tenia un propósito, tenia que hacer algo por mi, que no podía dejar que la vida me arrastrara y decidí ponerme de pie, seguir siendo esa niña fuerte, con esas ganas de vivir, de caminar, las esperezas no tenia por que perderlas, comence a salir, con amigas de mi hermana, amigos de mis primos, regrese a esa infancia, adolescencia llena de alegrías y tuve mi fiesta de quince años, todo muy bonito lleno de felicidad, con mi familia, me gustaba un niño pero hasta ahora el nunca supo de eso y es mi amigo del alma.

Así continue, yo sabia que no se podía hacer nada para que pudiera caminar, las cosas se habían complicado, tenia que entender a mis padres, a mi familia que es lo que estaba pasando, las cosas no podía ser como antes, pero yo podía tener esas ganas de vivir y ser feliz.. entonces me decidí a decir el correr o caminar no es llegar a la cima.

Empezé un curso de computo, DIF me apoyo con el trasporte, para eso yo casi ya no escuchaba, continúe estudiando servicios secretariales, belleza y entre otras cosas, eso me sirvió mucho, por que una de las cosas que siempre me gusto de mi, es que he sido muy decidida, sigo algo lo hago y si no puedo no dejo intentar,… así estuve disfrutando, parrandeando con amigas amigos… Esa era la  preocupación de mi madre, cada fin de semana yo estaba en grupos juveniles, fiestas, de paseo con amigas…. cosas así, esas cosas me sirvieron mucho en esa etapa de mi vida, entonces en una fiesta me enamore de un muchacho, me llamo mucho la tención, ¿Quién es? de donde es? como se llama? las preguntas típicas que le hacia a mi amiga, pues yo siempre fui muy noviera, bueno hasta que me decidí serlo jajaja nos conocimos, salimos, el siempre muy atento, se lo presente a mi padre y ami madre… nada mas que mi mami no fue lo que esperaba, no le agrado, no se pero yo, yo era feliz de nuevo… mi padre le dijo que me cuidara mucho y ese tipo de cosas, se me hizo raro, por que de tantos novios yo siempre sentí que el fue quien le agrado a mi padre.

Cuando mi padre murió un tiempo después de que enfermara de enfisema pulmonar. esa fue una de las etapas mas duras, tanto para mi hermanos, hermanas, hasta mi madre…. ya entonces, yo tenia como unos 18 años comencé a tomar, a fumar, deje de hacer las buenas actividades, a mi novio Roberto lo mande a volar.. cambie mucho, estuve trabajando en macdonals. como al año regrese con Roberto y las cosas para mi eran ya mas diferentes, mis amigas se casaron, me preguntaba que seria de mi, me casaría, tendría hijos… ??? todo eso empezó a llegar a mi mente, le pedí a una compañera que fuera conmigo para hacerme unos estudios, los médicos me dijeron que no podía tener hijos, eso fue algo triste de nuevo,.., continúe mi noviazgo, feliz, el todo mis caprichos me cumplia, salíamos, nos divertíamos, así estuvimos 2 años y aun no tenia relaciones con el, sentía que ya era el momento. 

Cuando iba a cumplir ya los 3 años de noviazgo, seguimos con los planes de casarnos, entonces una buena noticia llego a mi vida, seria mamá!!! tendría una nena, era lo mas feliz k podía pasarme, Nos casamos, tuve a mi bebé mi razón de ser, no podría caminar, escuchar, pero una cosa si sabia, era feliz, tendría un pedazito de mi, la miraría crecer, y sabia que seria una exelente madre, no dejaría k nada llana esa felicidad…

Y aki estoy, estoy de pie soy fuerte, tengo una hermosa familia, la vida no es color de rosa, pero tenemos que recordar que el cris es un color, así vi mi vida yo y continuo con esas ganas de seguir adelante, seguir siendo fuerte ahora por mi familia, soy la mujer mas feliz, no podre tener un reconocimiento, un diploma, una buena educación, pero tengo un tesoro mi hija lo mas valioso de la vida…

Y voy a seguir afrontando este camino, solo por mi, por que quiero darle lo mejor de mi a mi familia…