La discapacidad esta en la mente de uno…

Me llamo Vanessa Mercado soy de la isla de Puerto Rico, yo nací con una discapacidad llamada osteogenesis imperfecta (huesos de cristal). Al nacer con esta discapacidad venia desde el vientre de mi madre con los brazos y piernas rotas así que estuve mucho tiempo en el hospital pero también le preguntaron a mi madre que si estaba dispuesta a llevarme a su casa sabiendo que yo estaría la mayoría del tiempo en el hospital ya que al tener deficiencia de calcio en mis huesos cualquier cosa me rompería los huesos. Y las palabras de mi madre fueron: “es mi deber como madre cuidar de ella por que por algo Dios la trajo al mundo asÍ”. AsÍ que como dijo el médico estuve más en el hospital que en mi casita; pero un buen día yo ya tenía como 8 años de edad vino un médico donde mi mamá le pregunto qué era lo que tenía yo porque siempre la veía en el hospital y mi mamá le dijo que como cualquier niño pequeño quería jugar pero al ser yo tan frágil se me rompería alguna parte de mi cuerpito y el doctor sacó un papel y se lo dió a mi mamá y en el papel había un numero de teléfono y mi mamá le pregunto de donde era el número y el doctor le dijo: “la salvación de tu hija”.

Yo siempre he pensado que fue un ángel pues jamás vimos de nuevo a ese médico. Mi mamá llamó al número que le dieron y era de un hospital especializados en pacientes con alguna discapacidad de los huesos. Tuve que viajar al Estado de Philadelphia, en donde me operaron de mis ambos femur y otra operación que fue la más fuerte de todas que era la de mi columna vertebral, en esa operación perdí bastante sangre, estuve en estado de coma una semana pero mi mamá todos los dias no dejaba de pedirle a Dios sanación para mi, que no queria perderme. Poco a poco fuí recuperándome, estuve dándome terapia para poder caminar pues mi vida de niña fue siempre en mi silla de ruedas y sino en el hospital internada. Así estuve, fui a la escuela hasta terminar. Ya tenía que tomar la decisión de entrar a la universidad, tomé la universidad mas lejos de mi familia pues sentia que quería independizarme de mi familia y tomando la universidad cerca no lo lograría así que fue algo muy dificil para mi pués estaría viviendo sola, aprender a cocinar y hacerme todo por mi misma pero dentro de mi sentía que lo podía lograr y así fue, estudié bachillerato de agencia de viajes y turismo, trabajé 5 años en el aeropuerto de San Juan Puerto Rico. Luego, me fui a vivir con un tio mío pero siempre lejos de mi familia pues sabía que mi familia me sobreprotegían y al lado de ellos no podría lograr todo lo que logré. Viví con mi tío muchos años, trabajé en una tienda, aprendí a conducir mi coche adaptado, tuve relaciones amorosas y decepciones y sufrimiento pero jamás me detuve ante nada…aún la pérdida de una niña que tuve de 5 meses de gestación por una caida que tuve. Pero mi niña fue aun más mi motor para continuar más fuerte en la vida. Conocí por internet al mejor hombre del mundo pero él era de México, tuvimos una relación difícil pues no es nada fácil llevar una relación a distancia cuando en los momentos difíciles necesitas de ese abrazo y ese apoyo de tu pareja pero con sus llamadas y sus constantes mensajes sentía todo su apoyo.

El tío con el que vivía yo tenía cáncer y él estaba sólo pues sus hijos no lo querían ayudar y yo aun con mi discapacidad; yo en silla de ruedas y con mi andador jamás lo abandoné pués el me dió la mano cuando lo necesité y sentía en mi el ayudarlo; me quedaba con él en el hospital y al día siguiente tenia que irme al trabajo; me sentía débil, cansada e impotente pues no tenía el apoyo de mi tío y sentía que el mundo estaba sobre mí. Asi estuve con él un año hasta que Dios se lo llevo y en todo ese proceso mi amada pareja jamás me abandonó aún estando en la distancia. Estuvimos 2 años distantes y un dia de desespero mi novio me pide que por qué no iva a verlo q ya era mucho el estar tan distantes cuando ambos nos amáb<amos. Pero era una decisión difícil pues yo tenia que ir a México, tomar 3 aviones para mí era otro reto más de mi vida. Luego pensar bien el de vivir juntos pues mi novio también era discapacitado, él tiene poliomelitis pero él era igual o más independiente que yo su coraje de vivir la vida fue lo más que me enamoró. Aparte dejar todo por él, mi familia, país, trabajo y casa era algo que me tenía pensando mucho. Pero así estuve pensandolo 2 meses y me decidí viajar a México porque a pesar de que en mi isla tenía todo pero algo me faltaba y era ese gran amor que ambos sentiamos y no hay ni oro ni plata que compre jamás la felicidad de alguien y esa felicidad sentía que era mi amado asi que el 14 de junio del 2012 tomé el viaje más dificil pues sabía que dejaría atrás todo pero también dejaría todos los sufrimientos y los malos momentos que tuve desde mi niñez.

Y hoy en día aquí sigo al lado de mi adorado novio ambos discapacitados viviendo solos trabajando y llevando una vida lo mas normal que podemos…

Jamás me arrepiento de nada pues los malos y los buenos momentos que eh tenido son enseñazas de lo que soy hoy en dia. Y para mi a pasar de que mi discapascidad no es nada fácil; jamás me he detenido ante mis sueños y metas que hasta ahora los he logrado todos que es tener a alguien que me ame sobre todas las cosas, he trabajado y hoy en dia sigo trabajando de secretaria de una abogada aquí en México, tengo mi coche que conduzco y todo eso lo he logrado con la ayuda de Dios ante todo y con el esfuerzo y el coraje de ser alguien independiente.

Espero que con mi historia les ayude a muchos a entender que la discapacidad esta en la mente de uno…